domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº-2830
InfoPasillo » EL PAÍS » 24 may 2023

Economía

Aumentan los colegios privados y subirán por encima de lo acordado con el Gobierno

Los incrementos están por encima de lo establecido en el acuerdo de Precios Justos y fueron convalidados por las autoridades estatales. A cuánto sube la cuota en ambos distritos.


Los colegios privados del AMBA y el interior provincial tendrán un aumento en los aranceles de junio por encima de los porcentajes previsto en el plan “Precios Justos” que se firmó hace cuatro meses, pero que casi no se pudo cumplir.

El gobierno bonaerense autorizó un aumento promedio del 7,5% para junio, en las cuotas que cobran los casi 4.200 establecimientos que reciben algún subsidio en el sistema provincial. Y la Ciudad de Buenos Aires habilitó una suba del 11,1% para ese segmento de educación en la jurisdicción porteña.

Las autoridades de CABA y Provincia deben habilitar los nuevos incrementos para los colegios de sus jurisdicciones que reciben subsidios para afrontar parte o la totalidad del pago de los salarios de la plantilla docente.

En el régimen no estatal están matriculados casi 1,6 millones de estudiantes de jardines, primarias y secundarias de la Capital Federal y Buenos Aires. Son más de 5.600 institutos que deberán informar a las familias en los próximos días sobre las nuevas bandas tarifarias del servicio.

En febrero de este año, el Ministerio de Economía de la Nación intentó  incorporar el precio de las tarifas escolares en el plan de control que incluye a otros bienes de la canasta de consumo. Habían fijado –en acuerdo con la mayoría de las cámaras que agrupan a los colegios- un incremento del 18,5% en marzo y 3,35% en los meses siguientes.

Pero no se pudo cumplir esa meta porque los índices de inflación se dispararon por encima de las previsiones.

Por eso, hace una semana, la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba) le pidió una actualización al gobierno bonaerense. Es que días antes, Axel Kicillof había acordado un aumento salarial que también sobrepasaba las previsiones y obligaba a los administradores escolares a incrementar los costos operativos de los colegios.

No obstante el ajuste, las cuotas mensuales “tienen un retraso de varios puntos porcentuales, tanto en comparación con el aumento otorgado a los docentes, como con relación al indice de precios al consumidor acumulado hasta este mes”, dijo este martes el director ejecutivo de Aiepba, Martín Zurita.

Esos montos aplican sólo a los institutos supervisados por las jurisdicciones estatales. Porque hay otros establecimientos de enseñanza que tienen “arancel libre”. En Buenos Aires son poco más de 500 que tienen cuotas por encima de los 80 mil pesos. Y sin límite: algunos piden hasta 200 mil pesos por mes para cada estudiante.

Incluyen prestaciones “extracurriculares” como educación bilingüe, doble escolaridad con alimentación y prácticas deportivas por fuera de lo que prevén los programas avalados por el Estado.

Los nuevos valores de las cuotas

A partir del nuevo esquema, en Buenos Aires la tarifa para jardines de infantes será de entre 6.000 y 27.200 pesos. La variación depende del porcentaje del aporte estatal: en el primer caso son colegios con 100% de subsidio; el segundo caso se trata de centros educativos con 40% de ayuda.

Para las primarias el margen para cobrar va de 6.600 pesos a 35.300 pesos. Para las secundarias técnicas y agrarias el cuadro prevé un rango de entre 7.600 y 40.400 pesos.

En CABA, los precios para pagar el servicio de educación son estos: jardines y primarias, de 6.200 a 29.000 pesos; secundarias de 6.900 a 37.600; secundarias técnicas de 7.900 a 43.100.

Las medidas oficiales impactan sobre un universo de casi 2 millones de familias porteñas y bonaerenses. En Ciudad son más de 300 mil los alumnos matriculados en el sistema y en Provincia supera el millón y medio de inscriptos.

Precios justos en las escuelas

Hace menos de cuatro meses, el Gobierno intentó taponar los aumentos con un acuerdo con las entidades que nuclean a las empresas educativas a nivel nacional. Fue promovido por Sergio Massa como parte de la ampliación del plan Precios Justos. El convenio establecía que las escuelas privadas con subvención estatal podrían aumentar las cuotas un 16,8% en marzo y 3,35% en abril, mayo y junio.

La letra chica fijaba una posible revisión ante una disparada del IPC que fija el Indec. Eso fue lo que ocurrió y ya en marzo Aiepba pidió la aplicació de la claúsula. El congelamiento de las cuotas duró menos de dos meses.

A fines de abril, Kicillof permitió perforar ese techo con un aumento para el mes de mayo del 6,7% promedio, casi el doble de lo estipulado en febrero.

Las tarifas seguían retrasadas según el criterio de las entidades. “El valor del servicio educativo en todos los niveles y formatos que ofrecemos sigue retrasado en función del aumento que se ha registrado en todos los precios de la economía que impactan en la prestación del servicio, pero aún asi, desde la enseñanza privada se busca sostener la calidad en la enseñanza”, planteó Zurita.

En lo que va de 2023, las facturas de los institutos aumentaron un 38,4%. Y uno de los principales factores que impactan en sus costos –los salarios- mejoraron el 41,8%.

Ocurre que tanto Kicillof como el jefe de Gobierno de Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, avanzaron en negociaciones paritarias con los docentes para empardar los sueldos con la inflación. Ambos sumergidos en proyectos políticos buscan evitar conflictos en las escuelas en pleno año electoral, que puedan enturbiar las campañas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES