sábado 02 de julio de 2022 - Edición Nº-2087
InfoPasillo » EL PAÍS » 23 may

SOCIEDAD

Generación Zoe: dieron prisión preventiva a Cositorto en Córdoba por 176 hechos de estafa

La imputación contra el jefe del presunto esquema también incluye el delito de asociación ilícita. Hay otros 14 acusados que también quedaron tras las rejas, entre ellos el número 2 de Zoe, “Max” Batista y el contador Norman Próspero


Hoy por la mañana, la fiscal cordobesa Juliana Companys dictó la prisión preventiva para Leonardo Cositorto, el líder de Generación Zoe al que llevó a la cárcel por supuestamente llevar a cabo la mayor estafa de la historia reciente. Lo acusó de 176 hechos de estafa en Villa María, su jurisdicción, así como ser el jefe de la asociación ilícita, según confirmaron fuentes. En Villa María, Zoe montó su mayor oficina en el interior del país, con más de 20 empleados dedicados a captar y procesar dinero, así como el proyecto de montar su propio club de fútbol, Zoe Athletic Club.

 

La prisión preventiva también incluye a Maximiliano Batista, número 2 de Zoe, Claudio Álvarez -jefe de Zoe en Córdoba y uno de los mayores reclutadores de víctimas a nivel nacional-, Silvia Fermani -madre de Álvarez, coach ontológica y reclutadora- y Agustín Pereno, un joven que se autodenominada trader en criptomonedas y que operaba en la oficina de Zoe en Villa María.

 

El contador Norman Próspero también recibió la prisión preventiva, aunque solo fue acusado de ser parte de la asociación ilícita, no de los hechos de estafa.

 

Hay otros seis acusados vinculados a la oficina de Córdoba que siguen vinculados a la causa pero permanecerán en libertad. Quedan dos prófugos por encontrar: el ex juez Héctor Yrimia, uno de los más altos directivos de Zoe y una pieza clave en la oficina porteña -hoy supuestamente en Dubai- y Miguel Ángel Echegaray, mano derecha de Cositorto, coach ontológico y el encargado de llevar su dinero, que habría depositado en sus cuentas más de 180 millones de pesos y 65 mil dólares.

 

La decisión es un claro revés para la estrategia de defensa de Cositorto y Batista, comandada por Miguel Ángel Pierri, que semanas atrás buscaba que Cositorto fuera acusado no en Córdoba, sino en el fuero federal porteño, donde el juez Ariel Lijo encabeza una causa para intentar dilucidar un posible lavado de dinero, con más de una decena de allanamientos a objetivos del conglomerado como su hamburguesería abandonada en Olivos.

 

Cositorto intentó desligarse en su indagatoria del mes pasado de la trama de Villa María, aseguró que no había firmado papeles, entre otros dichos. 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES