sábado 02 de julio de 2022 - Edición Nº-2087
InfoPasillo » EL PAÍS » 20 may

Policiales

Habló la madre de Lola Chomnalez, tras la nueva detención: manifestó "alivio y esperanza"

El arresto se produjo en las últimas horas en el Chuy, al límite con Brasil. El hombre de 39 años tiene antecedentes y los investigadores llegaron a él porque su ADN apareció en la mochila de la víctima.


Luego de que la Policía del departamento de Rocha, en Uruguay, detuviera este jueves al principal sospechoso del asesinato de Lola Chomnalez, la adolescente de 15 años asesinada en diciembre de 2014 en las playas de Barra de Valizas, la madre de la víctima, Adriana Belmonte, expresó lo que sentía tras el arresto.

La intervención de ella y su marido y padre de la víctima, Diego Chomnalez, fue fundamental para impulsar avances en la investigación. “Diego viajó hace 4 semanas”, confirmó Belmonte. Allí mantuvo un encuentro con el fiscal general de Corte Juan Gómez.

La mujer relató que estudió otros casos de similares características, uno de Italia, entre ellos, e incluso se reunió con la madre de las turistas francesas asesinadas en Salta hace varios años. Llegó así a la conclusión de que quería saber cómo se había tomado el ADN.

El propio fiscal le prometió a la familia averiguar cómo se había tomado el ADN, que ahora apreció. Todo indica que efectivamente el ADN del asesino estaba y no se había cotejado bien.

La madre de Lola describió una sensación de alivio y se la veía profundamente conmovida a siete años del femicidio de su hija.

El propio fiscal le prometió a la familia averiguar cómo se había tomado el ADN, que ahora apreció. Todo indica que efectivamente el ADN del asesino estaba y no se había cotejado bien.

La madre de Lola describió una sensación de alivio y se la veía profundamente conmovida a siete años del femicidio de su hija.

El accionar de la familia fue fundamental para que se impulse la investigación y se obtengan resultados concretos. Hasta el momento, el camino que había seguido la Justicia uruguaya estuvo marcado por escollos y situaciones que fueron poco claras.

Hasta ahora el único procesado en el caso es Ángel Moreira, un cuidacoches de la zona al que apodaban el “Cachila”. En la causa figura como coautor de homicidio agravado por alevosía, dado que su ADN no coincidía con el localizado en la mochila de la adolescente. “Cachila estuvo primero detenido y después fue dejado en libertad. El fiscal en 2019 lo da como coautor, la jueza después la figura que le da es encubridor”, recordó Belmonte.

“De todos modos, encubridor o coautor, es igual de feminicida. Yo que sé si la mató o no”, expresó.

Completamente movilizada, la mamá de Lola también recordó a su hija y lo que pudo aprender de ella. “A ella le encantaba escribir. Y después del femicidio pasó algo muy lindo, encontramos escritos de ella que son hermosos”, contó.

“Uno en particular, de cuando tenía 12 años encontré, que lo tituló ‘Bendiciones’. Agradecía por tener un plato de comida, una mamá y un papá, por poder ir a la escuela. Eso la define a Lola: altamente desapegada de lo material, luz, buena, fresca. Estoy agradecida porque mi despertar espiritual vino de su mano”, se emocionó.

El femicidio de Lola Chomnalez y la hipótesis que reactivó la investigación

A 7 años del femicidio, este jueves detuvieron al principal sospechoso del asesinato de Lola Chomnales. La joven tenía 14 años, asistía a un colegio del barrio porteño de Belgrano y el viaje a Uruguay representaba su primera salida del país.

Al momento de su muerte estaba de vacaciones junto a su madrina y fue ella la que realizó la denuncia de desaparición. El 30 de diciembre, dos días después de la presentación ante la policía, su cuerpo fue encontrado en Barra de Valizas.

Según contó la mujer que la llevó de viaje, Lola salió a caminar por una playa cercana a la casa en la que se alojaba, en la zona de Barra Valizas, el 28 de diciembre. Consigo llevaba algunas partenencias como una mochila rosa, su billetera, una botella de agua, una toalla de playa y un libro. Tras ausentarse por varias horas, realizaron una denuncia policial y los agentes empezaron a buscarla por la zona.

A los dos días de la desaparición, el cuerpo de la adolescente apareció a cuatro kilómetros de la vivienda en la que se alojaba la joven, entre los médanos de la playa, y presentaba varios cortes hechos con un arma blanca en distintas partes del cuerpo. Además, la autopsia arrojó que la chica murió por asfixia por sofocación.

A raíz del asesinato, sus padres hicieron todo lo posible para que la causa no quede estancada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES