sábado 02 de julio de 2022 - Edición Nº-2087
InfoPasillo » INTERNACIONAL » 21 sep 2018

Quién es Assad Ahmad Barakat, el hombre más buscado de Hezbollah, atrapado en la Triple Frontera

Paraguayo de origen libanés, ex reo y autor de todo tipo de delitos, estaría vinculado con la financiación de grupos terroristas.


Assad Ahmad Barakat, ¿delincuente común o "gran financista" de grupos extremistas islámicos? 

Resulta al menos curioso que un hombre como Barakat, paraguayo de origen libanés, detenido este viernes en Brasil y buscado por la justicia paraguaya, sea el financista de grupos como Hezbollah, el movimiento shiíta libanés que ya tiene un gran patrocinador como Irán. Pero, la realidad es que esa parece ser la "carta de presentación" de un criminal dedicado a todo tipo de delitos en la oscura Triple Frontera, donde EE.UU. también está convencido que desde allí se nutre a grupos terroristas en el otro lado del planeta.

De hecho Barakat, es señalado por Washington como miembro de Hezbollah y como un "financista terrorista clave en América del Sur" desde donde "desviaría fondos a Irán y al Líbano".

Barakat también es un ex reo; un delincuente que estuvo preso en Paraguay en 2008 por evasión. Y estaría metido hasta el cuello en toda una amplia gama de delitos, a saber: contrabando, falsificación de dinero y documentos, extorsión, tráfico de estupefacientes, tráfico de armas, lavado de activos y, además, financiamiento del terrorismo.

Por ejemplo, Argentina lo investiga por el cobro de premios por más de US$ 10 millones en un casino de la provincia de Misiones.

 

Barakat habría cruzado entre enero de 2015 y octubre de 2017 unas 620 veces por la Triple Frontera hacia y desde suelo argentino, y habría cobrado por intercambio de fichas en el casino de Puerto Iguazú unos 11.700.000 millones de dólares con los que luego volvió a cruzar la frontera sin declarar.

Al parecer Barakat, no actúa solo sino al frente del "clan Barakat", integrado presuntamente por libaneses sospechosos de lavado de activos y financiación de Hezbollah.

Estados Unidos ya lo tiene fichado como "terrorista" y la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de ese país le congeló sus bienes y le impide operar financieramente.

La historia de Barakat en Latinoamérica comenzó a mediados de la década de 1980. En esa época emigró del Líbano escapando de la Guerra Civil.

Desde el punto de vista comercial, Barakat es dueño de Casa Apollo y Barakat Import Export LTDA, ubicada en la galería Uniamérica (ex galería Page) de Ciudad del Este que suele estar custodiada por guardias armados. Según la Unidad de Información Financiera de Argentina, esas empresas "funcionaban como fachada para realizar actividades recaudación para Hezbollah".

Tampoco falta la pata de las drogas. Un miembro de su círculo familiar estuvo denunciado de vínculos “con el narcotráfico: traficaban la droga que iba a Siria a través de Buenos Aires”.

Barakat ya había sido investigado en Argentina. Por orden del ex juez federal Juan José Galeano, el primer magistrado que tuvo a su cargo la causa AMIA, en diciembre del 2006, Barakat fue detenido en Brasil, luego de haber huido del Paraguay a Iquique, Chile, y tuvo un pedido de extradición paraguayo. Pero no por una causa vinculada al terrorismo sino por violación a los derechos de autor de juegos para "Play Station", de la empresa Sony.

La denuncia de Galeano, destituido en el 2004, fue seguida por el fallecido fiscal Nisman en sus acusaciones contra Irán como supuesto autor intelectual del atentado contra la AMIA. Pero, hasta ahora, las acusaciones aún no terminan en un pedido formal de extradición a Paraguay. Aunque eso no se descarta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES